MILES DE ABUELITOS Y ABUELITAS FELICES A UN AÑO DE LA CREACIÓN DEL CERMAS

*Beneficiarios de este centro aseguran que los más de 20 servicios gratuitos les han cambiado la vida

Próximo a celebrarse el primer aniversario del Centro Recreativo Manuel Serrano (CERMAS), este espacio público, único en su tipo, ha beneficiado con servicios integrales gratuitos a más de 25 mil adultos mayores no solo inscritos en grupos del DIF, sino de otros municipios e incluso entidades del país.

Los beneficiarios de este centro aseguran que el estrés, la depresión, ansiedad y hasta los celos, así como algunas enfermedades  pasajeras son aliviadas gracias a los 20 servicios que se realizan en el CERMAS, obra impulsada por la alcaldesa Maricela Serrano para dar atención a un sector que ha aportado su trabajo y experiencia para el desarrollo social.

El próximo 5 de octubre se celebrará el primer aniversario del CERMAS ubicado en Camino a las Minas, sin número, en la colonia Azizintla en San Francisco, en donde también el transporte y alimentación se proporcionan de forma gratuita.

María Isabel Cortés Ramírez, ama de casa  de la colonia Loma Bonita, dijo: “cuándo somos viejitos pensamos que  ya no tenemos vida; sin embargo, aquí nos valoran y enseñan a hacer  actividades. Nos damos cuenta que aún tenemos mucho por hacer y aprender, como por ejemplo las manualidades e incluso computación”.

Irineo Antonio Reséndiz Hernández es jubilado y asegura que a sus 74 años de edad los servicios le sirven para quitar el estrés pues aún trabaja como taxista. “La creación de este centro fue un acierto por parte de las autoridades  que toman en cuenta a las personas de la tercera edad”.

“La natación nos permite rehabilitar todo el cuerpo porque en mi caso estoy operado de la columna, y hay que ejercitarse porque  si no se oxidan los huesos, antes era muy gruñón, ahora me ha cambiado el carácter y tengo mejor sentido del humor”, aseguró Manuel Martínez Guevara quien acude al CERMAS a rehabilitación en la alberca y a los hidromasajes.

José Alfredo Mazadiego González de  San Francisco reconoció que “el servicio excelente, la atención cálida  y   magnifica por  parte de todos los que  nos atiende. El cambio de vida ha sido  de 180 grados  en la convivencia con mi esposa, en la disciplina que debemos tener los adultos mayores, por eso  mi recomendación para que conozcan este centro”.

El padecimiento de  nervios y ansiedad se me han  olvidado después de ingresar a las actividades como dibujo, manualidades, los hidromasajes, ejercicio y el cine, comentó  María del Carmen González  de la Torre.

“Antes me la pasaba  acostada  por las enfermedades que padezco, aquí nos valoran  no animan y nos enseñan a querernos. Asistimos a pesar de no pertenecer a ningún grupo de la tercera edad, anteriormente yo pensé que  era un asilo, pero no tiene nada de eso, que bien por las autoridades que pensaron en atender a los adultos mayores”, afirmó.

Recent Posts